Otoño: la mejor época para las setas

otoño

Muchos son los aficionados que en otoño deciden ir a buscar setas. Pasear por el campo, respirar naturaleza, hacer deporte y además poder coger deliciosos rovellons, camagrocs o cualquier otra especie comestible.

Por qué en otoño

Otoño es la época en la que más setas hay gracias al clima. Para que crezcan debe haber una temperatura templada, ni demasiado frío ni demasiado calor, una humedad alta y una luz moderada.

Todo el año hay, pero crecen especialmente bien en otoño porque las condiciones son menos extremas, y el bosque se regenera después de estar más seco en la época de calor.

Claves para coger setas

¿Qué llevar?

Al ser una actividad al aire libre, debes ir bien equipado, con ropa adecuada, botas de montaña, una cesta y una navaja. La cesta permite que vayan cayendo las esporas de las setas a medida que caminamos con ella y ayuda a que sigan procreando en la montaña.Llevar un bastón también puede ayudarte a andar en terrenos difíciles e inestables.

Conocer los diferentes tipos

Lo más importante es conocer bien los diferentes tipos, porque hay muchos venenosos, que incluso pueden ser mortales, por eso no se puede coger cualquiera, y sobre todo no se puede comer cualquiera.

En el mundo hay una gran variedad de hongos, y la posibilidad de que el que encuentres sea realmente comestible y pueda usarse para cocinar es pequeña. Frente a esto, lo mejor es ir con un experto o estudiar algún libro especializado, y llevarlo el día que vayas al bosque para poder comprobar y asegurarte.

Se recomienda siempre coger las más típicas, ya que se reconocen fácilmente y hay menos margen de error.

Recolectar setas

Cuando encuentres una seta y tengas la seguridad total de que es buena tienes que cogerla, pero para eso no todo vale. Ha habido mucha polémica siempre entre arrancarlas de raíz o cortarlas.

Hay expertos que apoyan ambas opciones, aunque la más reconocida es la de cortarlas, ya que parece que así se mantiene mejor el micro hábitat, pues si se arrancan la temperatura y la humedad varían, y por lo tanto cambian las condiciones para el hongo y se secan.

 

Y no te lo pienses: ir de fin de semana a la montaña para recoger setas puede ser la mejor opción para salir del ritmo frenético de la ciudad y coger energías.

Comentarios